Inicio / Especiales / Villa Corona, un municipio con dueño

Villa Corona, un municipio con dueño

Un espectacular en la carretera anuncia una feria de fabricantes de ropa en Villa Corona. En el mismo aparece un hombre moreno, de bigote recortado y chamarra al hombro. Es Ramón Sierra Cabrera, un empresario al que parecen haberle entregado en propiedad el municipio.

Es oficialmente el secretario general del ayuntamiento, pero en la práctica despacha como si fuera el presidente municipal: ocupa la oficina del alcalde, atiende las demandas de los habitantes, gestiona en la Cámara de Diputados apoyos para la región y toma decisiones sin consultar al resto de los regidores.

La singular historia de este personaje está plagada de misterio. Versiones recogidas con parroquianos del bar local, de abarrotes y otros ciudadanos que piden mantener el anonimato por temor, hablan del arribo de Ramón Sierra desde Michoacán, su tierra natal, invirtiendo en varios negocios  incluida la instalación de la Plaza de Toros El Centenario.

La labor de penetrramonación en el municipio comenzó con la creación de una organización pañales 2civil denominada Consejo de Vigilancia Ciudadana, A. C. (COVIC), desde la cual destinaba fuertes ataques a la autoridad municipal en turno al tiempo que entregaba todo tipo de apoyos sociales a la comunidad.

Respaldo a los campesinos, a los comerciantes, empleos para mujeres, regalos para los niños, entrega de pañales, atención médica gratuita, servicios de estética gratis, empleo de maquinaria para obras menores, uniformes deportivos,  juguetes y pelotas en Navidad acompañados de un Santa Claus, son algunas de las actividades desplegadas por la agrupación.pañales 3

Con este activismo, no fue extraño que en vísperas del año electoral, Ramón Sierra Cabrera comenzara a tocar puertas con los partidos para convertirse en candidato a la presidencia municipal.

En el PRI le negaron el apoyo y lo mismo sucedió con el PAN y otros más que miraban con recelo a este inquieto personaje. Fue por eso que acudió al Partido Humanista de quien se convirtió en el patrocinador y más adelante en una especie de estandarte.

El seis de enero de 2015 a través de la cuenta oficial de Facebook de COVIC, anuncia que harán un alto en las actividades de esta organización y que ahora pintarán de morado el municipio a través del Partido Humanista. Y así fue.

Decenas de bardas y lonas fueron desplegadas en Villa Corona donde figuraba indistintamente Ramón Sierra convertido ahora en un “humanista”.

Sin embargo, el símbolo del partido morado no fue designado candidato a la alcaldía. ElEXPEDIENTE: RAP 002/98-SP puesto fue para Rodolfo Rubalcava Muñoz, un zacatecano avecindado en la región y empleado directo de Ramón Sierra.

Versiones recogidas en el pueblo atribuyen a que Sierra tenía algunos antecedentes que le impedían registrarse.

Pese a que no fue el candidato oficial ante las autoridades electorales, en la Ramon sierra en campaña 4práctica Ramón Sierra Cabrera realizó campaña abiertamente en el municipio como quedan acreditadas con cientos de fotografías que el mismo partido difundió en redes sociales. El candidato oficial no aparecía en los mítines y menos tomaba la palabra en los discursos proselitistas.

La extraña situación motivó a que el Partido Acción Nacional presentara inconformidad ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) a través del recurso PSE-QUEJA-133/2015 donde argumenta que Ramón Sierra aparece sin ser candidato en decenas de bardas y anuncios espectaculares con el logotipo del Partido Humanista lo que motiva confusión entre la ciudadanía por lo que solicitan el retiro de la propaganda.

En la petición se menciona que con fecha 04 de abril de 2015 y mediante el acuerdo IEPC-ACG-070/2015, el Partido Humanista postuló a Rodolfo Rubalcava Muñozramon sierra en campaña 5 como candidato a la presidencia de Villa Corona.

No obstante, el IEPC rechazó la queja del PAN argumentando precisamente que Sierra no era candidato, que no pedía el voto para su persona y que además el partido registró su nombre e imagen por lo cual era la “imagen institucional” de ese partido en Villa Corona.queja PAN Villa Corona-1

El PAN impugnó la resolución del IEPC ante el Tribunal Electoral del Estado, pero éste resolvió en el expediente  PSE-TEJ-109/2015 prácticamente en los mismos términos del instituto y desechó dictar medidas cautelares y
ordenar el retiro de la propaganda.

En decenas de fotografías que son la memoria de la campaña del Partido Humanista, se puede ver a Sierra abiertamente en campaña, en discursos y hasta cantando el himno llamado “Yo soy Humanista” cuya letra, música, arreglos e interpretación, corren a cargo del mismo Ramón Sierra.

El triunfo y el gobierno

El Partido Humanista obtendría la victoria en Villa Corona con un candidato fantasma y un personaje en campaña permanente sin registro.

El primero de octubre de 2015, con la presencia de Javier Hurtado como representante del gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, Rodolfo Rubalcava Muñoz leía un documento donde rendía protesta como primer edil.

Posteriormente el presidente daba posesión del cargo como secretario general a Ramón Sierra Cabrera, según consta en el acta levantada para la PRIMER SESION ORDINARIA-12ocasión.

A partir de entonces Ramón se haría cargo de todo.

En la página de internet oficial del ayuntamiento de Villa Corona, no aparece ni el nombre ni la imagen del presidente municiautoridad municipal 2pal electo constitucionalmente. En cambio sí está la figura de Ramón Sierra Cabrera ostentándose como “Autoridad Municipal”, un puesto que no existe.

En comunicados oficiales de prensa, se da cuenta de las actividades del “señor Ramón” que aparece haciendo entrega de una camioneta Van comprada con la mitad del salario de los regidores y de la “Autoridad Municipal”, o haciendo entrega de un aumento de sueldo a los policías a quienes dijo que “que es importante hacer un esfuerzo para garantizar a quienes nos brindan seguridad en el municipio, se sientan seguros económicamente”.

VANEn el mismo boletín señala: “Es necesario que los elementos tomen en cuenta que su seguridad está en manos de quien dirige esta administración (sic), por lo que se comprometió a entregar incentivos de manera individual a elementos que lo merezcan”.Hidalgo

Regidores entrevistados que pidieron permanecer en el anonimato, señalan que todos en Villa Corona saben que el alcalde que fue elegido es un empleado de Sierra Cabrera.

El alcalde elegido el 7 de junio solamente acude al ayuntamiento cuando tiene que firmar documentos oficiales, pero quien despacha desde la oficina del presidente es Ramón.

Algunas decisiones tomadas por ejemplo por Sierra Cabrera, no fueron consultadas a los regidores como la instalación de nuevMorelosa nomenclatura en las vialidades del municipio.

En las esquinas se pueden ver los letreros con el nombre de la calle, pero debajo de ésta figura la leyenda: “Ramón Sierra Cabrera, gobierno independiente”.

De esta manera Hidalgo, Morelos, López Mateos, por ejemplo, tienen de acompañante a Ramón.

Algunas personas confirmaron en entrevistas por separado, que unos días después de rendir protesta como alcalde electo constitucionalmente, se pudo ver a Rodolfo Rubalcava Muñoz “casangueando” –-cortando la maleza— en la carretera frente a la plaza de toros de su patrón Ramón Sierra.

El reportero de Paralelo 20 buscó a Rodolfo Rubalcava, el verdadero presidente, en su domicilio, un restaurante cerrado que tiene un tiburón de plástico recargado en la cerca.

Un trabajador confirmó que ahí vivía y no estaba en ese momento. Ante la insistencia, comunicó por teléfono celular al susodicho y esto respondió a la petición del reportero por una entrevista.

— Le voy a dar el teléfono del secretario general.

— ¿Por qué él?

— Él tiene voz y voto en el ayuntamiento, lo que él diga está bien.

— ¿Con él veo los temas del municipio?

— Sí, con él. Él tiene voz y voto.

— ¿Entonces lo busco a él?

— Sí, él es el duro.

• Paralelo 20

Paralelo 20
Equipo de redacción especializado en información WEB y con formación en radio, televisión y periódicos.

Te puede interesar:

La historia de Ramón Sierra

Inmerso en una vida que no le pertenecía, Ramón Sierra Cabrera disfrutó desde la presidencia …