Inicio / Opinión / Pensiones sabía de los paraísos fiscales

Pensiones sabía de los paraísos fiscales

El tres de abril de 2016 el mundo financiero fue sacudido por la revelación de los “Papeles de Panamá”, una intrincada red de empresas, políticos, deportistas y gente de la farándula, que recurría a paraísos fiscales para ocultar fortunas y evadir impuestos.

La más grande investigación realizada por al menos 370 periodistas de 76 países con 11.5 millones de documentos y que impactó al menos a 100 países, motivó que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) anunciara una investigación sobre 33 mexicanos involucrados en el escándalo.

Más de un año después, la investigación realizada por la red de medios European Investigative Colaborations (EIC, por sus siglas en inglés), publicada en trece medios de comunicación, reveló que Malta es el paraíso fiscal preferido por miles de europeos.

Las más de 53 mil empresas que operan desde esta pequeña isla de 430 mil habitantes según denuncian los “Malta Files”, incluyen a millonarios rusos que evaden al fisco, petroleros árabes, la mafia italiana, estrellas del deporte y ricos españoles que guardan aquí al menos 900 millones de euros y atracan fiscalmente sus yates que recorren el Mediterráneo pero que nunca pisan Malta.

En medio de este escándalo, el periódico español El Mundo, siguió la pista de un grupo de inversionistas hispanos que forman parte de Rasaland Investors PLC, la firma creada en Malta en 2008 para realizar inversiones en México, misma que estaría conformada por Rasaland Inverstors Holding BV, con sede en Holanda y la empresa Rasaland Development Limited.

Este consorcio que aglutina fondos de 25 españoles, así como recursos británicos, firmas como Texas Pacific Group y Goldman Sachs, es socio del gobierno de Jalisco a través del Instituto de Pensiones.

Pero el instituto siempre estuvo enterado de que la compañía tenía radicado su centro de operaciones en los llamados paraísos fiscales, como acredita el propio convenio de accionistas en el que participó ACTUR, la operadora a la que se adhirió Pensiones al ceder parte de las acciones que tenía a través del fideicomiso de Chalacatepec.

En el documento del 10 de enero de 2012, comparece el Banco Nacional de Obras Públicas a través del Fondo Nacional de Infraestructura para acordar la aportación de 90 millones de dólares para su alianza con Rasaland.

Entre los documentos aportados, destacan el acta constitutiva de Rasaland Inverstors Holding BV que señala su domicilio en Amsterdam; pero también la firma Rasaland Investor Limited con domicilio en 259 St Paul Street, Valett VLT 1213, en Valetta, capital de Malta.

En la firma del convenio figura Juan Cristóbal Bremer Villaseñor, representante legal de Rasaland Development Limited, con domicilio en Palm Grove House, PO BOX 438 Road Town, Tortola British Virgins Islands (Islas Vírgenes, de Gran Bretaña, también conocido paraíso fiscal).

Entre los documentos que forman parte de los archivos del Instituto de Pensiones de Jalisco, figuran actas constitutivas en el idioma holandés, con traducciones al inglés y al español.

Aquí se da cuenta paso a paso de las actas de sesiones del consejo de administración desde la aparición del fideicomiso de Chalacatepec, de la cesión de acciones a Activos Turísticos de México (ACTUR) y los convenios con Rasaland con todos sus rostros, donde la compañía sin aportar recurso alguno siempre mantiene el control accionario de los proyectos.

De cómo Pensiones desapareció casi 89 millones de dólares de los fondos de trabajadores del estado en inversiones turísticas que todavía no inician y de recursos que bien pueden estar en algún paraíso fiscal administrados por Rasaland, una especie de encantadora de serpientes.

• Paralelo 20

Paralelo 20
Equipo de redacción especializado en información WEB y con formación en radio, televisión y periódicos.

Te puede interesar:

¿Desacato en el aeropuerto?

Poco menos de una hora antes de la inauguración de la ampliación de las instalaciones …