Inicio / Especiales / La historia de Ramón Sierra

La historia de Ramón Sierra

Inmerso en una vida que no le pertenecía, Ramón Sierra Cabrera disfrutó desde la presidencia municipal de Villa Corona de las bondades del poder sin haber pasado por el filtro de una elección constitucional.

Encabezaba las sesiones de ayuntamiento, disponía del presupuesto, coronaba reinas de belleza, daba banderazos a obras públicas y ostentaba la representación ante el gobierno estatal y la Cámara de Diputados a la que acudía a gestionar apoyos para el municipio.

La historia de cómo Ramón Sierra asumió el control político de la región, comenzó desde una organización no gubernamental denominada Consejo de Vigilancia (Covi, A. C.) que realizaba labores filantrópicas y al mismo tiempo cuestionaba las acciones de gobierno.ramon-sierra-al-volante

Durante el proceso electoral de 2015, colocó a uno de sus trabajadores, Rodolfo Rubalcava Muñoz, como candidato a la alcaldía bajo las siglas del desconocido Partido Humanista y desde ahí desarrolló su labor proselitista.

Todos los mítines eran encabezados por Ramón Sierra y en numerosos testimonios de fotografías y videos que existen en redes sociales, se pueden escuchar sus discursos y ahí, en segundo o tercer plano, aparecía discreto el verdadero candidato a la presidencia relegado a simple comparsa.

Ante la queja presentada por Acción Nacional de que en Villa Corona pasaba algo extraño, consejeros electorales acudieron a revisar el caso y no encontraron irregularidad alguna ya que Sierra Cabrera estaba en espectaculares, en bardas, en posters, pero no era el candidato registrado.

Tras el triunfo del Partido Humanista y de Ramón Sierra pero a través de Rodolfo Rubalcava, el empresario asumió el control desde la primera sesión de ayuntamiento donde es nombrado secretario general y hace a un lado al alcalde para encabezar todas las sesiones.

Los regidores de oposición se mantuvieron discretos ante la usurpación bajo una sombra de temor.ramon-sierra-y-el-camion

Uno de los regidores aceptó hablar con el reportero pero pidió el anonimato. Aceptó que quien mandaba en Villa Corona era el secretario quien ejercía el puesto bajo el criterio de pan y circo.

En las fiestas del pueblo y la región, desfilaron cotizados grupos musicales, festivales de globos aerostáticos y ferias donde derrochaban música, fuegos artificiales y luces, en inversiones poco claras.

Un elemento de la policía investigadora entrevistado por el reportero, reveló que pidió su cambio de adscripción luego de los movimientos extraños que se daban en la zona.

Antes se registraba un determinado número de delitos como robos, riñas, balaceras y homicidios. Pero desde la llegada de las autoridades, los crímenes desaparecieron. No es que ya no se cometieran ilícitos, como investigador seguía escuchando de casos delicados, pero ya no llegaban a los reportes oficiales de la Fiscalía.

En la cantina del pueblo, se comentaba de una supuesta agresión de Ramón Sierra a un hombre que quedó parapléjico. En un intento de entrevista, el sujeto desde su silla de ruedas literalmente echó al reportero cuando le planteó el tema.

— De eso no quiero hablar y no voy a hablar, mencionó.

El declive

La megalomanía de Ramón Sierra fue el inicio del fin de la usurpación que mantenía en la alcaldía de Villa Corona.

El 15 de septiembre encabezó la ceremonia del grito y arengó a los héroes que nos dieron patria. Entregó además por escrito el primer informe de actividades aunque no le correspondía hacerlo.

Y en los primeros días de diciembre, acudiría al evento público que marcaría su salida abrupta de la presidencia.

El gobernador Aristóteles Sandoval encabezó en Guadalajara la entrega de camiones y bicicletas para 40 presidentes municipales como parte de un programa de apoyo a estudiantes de distintas regiones.miguel-castro-y-ramon-sierra

En la cuenta oficial de Facebook del ayuntamiento de Villa Corona, Ramón Sierra aparece recibiendo las llaves del camión de manos del gobernador. Además, posa ante la unidad nueva, al frente del volante, saluda al secretario de Desarrollo e Integración Social, Miguel Castro y después graba un video donde afirma que el camión fue adquirido por su administración y que es otra promesa cumplida.

Unos días después del evento, la Fiscalía General revelaría que el verdadero presidente, Rodolfo Rubalcaba Muñoz, intentó suicidarse desde un puente en Acatlán de Juárez por supuestas amenazas de Ramón Sierra y un grupo de la delincuencia organizada.

La fiscalía reveló que el alcalde les pidió protección porque temía por su vida y la de su familia.carta-alcalde-villa-corona

Tras informar sobre el tema, la dependencia precisó que Ramón Sierra es prófugo de la justicia y es investigado por presuntos nexos con la delincuencia organizada.

Sin embargo, en la cuenta oficial de Facebook del ayuntamiento de Villa Corona, apareció Rodolfo Rubalcava para desmentir las supuestas amenazas de Ramón Sierra. Al contrario, dijo que era una persecución política contra “el señor Ramón” y su persona, además de hacer responsable al estado de lo que pudiera sucederle a su familia o a la familia de Ramón Sierra.

Curiosamente, la Fiscalía asegura que el alcalde fue “expulsado” por Ramón Sierra con el respaldo de un grupo de la delincuencia organizada, pero en el pueblo todos sabían que Rodolfo Rubalcava era un simple trabajador de éste.

Un día después de asumir el cargo como presidente municipal, los habitantes de Villa Corona sorprendidos, pudieron ver a Rodolfo Rubalcava haciendo labores de limpieza en las orillas del camino de la plaza de toros propiedad de Ramón Sierra Cabrera.

• Paralelo 20

Te puede interesar:

La obra del “siglo” en Nayarit

“Esas obras se quedan, nosotros nos vamos”, dijo el gobernador Roberto Sandoval Castañeda a  productores, …