Inicio / Opinión / El aeropuerto y los roba puercos

El aeropuerto y los roba puercos

A la accidentada mesa de negociación del gobierno federal, el Grupo Aeroportuario del Pacífico y El Zapote, le hace falta otro invitado incómodo: el ejido de Santa Cruz del Valle.

Afectados también con el despojo de 196 hectáreas, primero por la fuerza y después mediante un decreto expropiatorio del diez de septiembre de 1975, los ejidatarios han conseguido sentencias favorables con resoluciones que declararon nulo el proceso y ordenan la indemnización de las tierras a precios comerciales actuales.

Como sucedió con el ejido El Zapote, los campesinos de Santa Cruz del Valle fueron afectados con 298 hectáreas que cercenaron el ejido para lo que ahora es el Aeropuerto Internacional Miguel Hidalgo.

En 1951 utilizando al ejército mexicano, el gobierno federal toma posesión de las tierras que necesitaba para el proyecto arrebatando 307 hectáreas al ejido del Zapote, 196 a Santa Cruz del Valle, 14 al ejido Toluquilla y cuatro a San José del Valle.

Por las tierras expropiadas a Santa Cruz del Valle, el gobierno otorga una indemnización de ocho millones de pesos, un promedio de tres pesos metro cuadrado; al Zapote, el pago es de 40 millones de pesos por 307 hectáreas, poco más de 37 pesos por metro cuadrado; mientras que familias como los Jarero, los Barba y Ramírez, pequeños propietarios afectados, habían recibido en 1971 un pago de 40 pesos por metros cuadrado.

En 1997 el ejido de Santa Cruz del Valle interpone el amparo 528/1997 ante el Juzgado Cuarto de Distrito en Materia Administrativa, donde piden la nulidad del decreto. El juez resuelve a su favor y declara nula la expropiación por violaciones a los derechos de garantía de audiencia y una inadecuada indemnización.

El amparo se fue a revisión pero la sentencia es confirmada por el Cuarto Tribunal Colegiado al pronunciarse el tres de octubre de 2013 según expediente 761/2013.

Y por último, el Segundo Tribunal Colegiado resuelve el dos de marzo de 2017 el recurso de inconformidad 30/2016 donde establece los criterios con los que debe indemnizarse las tierras de los afectados.

Los ejidatarios de Santa Cruz del Valle conservan 101 hectáreas de la superficie expropiada y el aeropuerto mantiene la posesión de 196 hectáreas.

No obstante, pese a que también fueron perjudicados con expropiaciones de sus tierras para construir el aeropuerto, no han sido convocados por la SCT para negociar.

Y por si fuera poco, en los planes de expansión el Grupo Aeroportuario del Pacífico se topará de nuevo con Santa Cruz del Valle. De las 137 hectáreas que necesita para la segunda pista y que pretende sentarse a negociar, al menos 30 hectáreas son parte de una disputa de Santa Cruz con El Zapote en un litigio que se ventila en el Tribunal Agrario 15.

Aunque avalúos realizados por el ejido Santa Cruz del Valle establecen el metro cuadrado en 800 pesos, solamente reclaman el pago de las 196 hectáreas en posesión del aeropuerto en poco más de 600 pesos metro cuadrado, lo que suma unos mil 200 millones de pesos.

Los ejidatarios no han querido seguir el camino de las manifestaciones y esperan que por la vía legal se resuelva el despojo de sus tierras.

Pero reconocen que en el pasado les fue mal. En 1975, cuando les expropiaron, fijaron ocho millones como indemnización, recursos que fueron entregados en forma extemporánea al Fideicomiso del Fondo Nacional de Fomento Ejidal (Fifonafe), pero cuando recogieron el dinero apenas obtuvieron la mitad pues la otra parte se la quedaron funcionarios corruptos.

O peor aún, cuando el mismo Fifonafe indemnizó al ejido Toluquilla, acordó la entrega de ocho cabezas de vaca y 40 puercas de vientre. Nunca recibieron ni las vacas, ni los puercos.

• Paralelo 20

Te puede interesar:

El Zapote, “plan de vuelo” fallido

El “plan de vuelo” urdido por el gobierno federal para descender cómodamente en las tierras …